El Real Madrid no mueve ficha

Muchas son las expectativas que está levantando antes incluso de comenzar la competición el equipo que entrena Zinedine Zidane. Y es que tras haber levantado la última Copa de Europa, no es de extrañar que sean muchas las esperanzas las que los aficionados han depositado en esta nueva temporada. Una temporada que se abrirá en escasos días son el partido que les va a enfrentar contra el Sevilla y en el que se disputará el primer título del año que no es otro que el de la Súpercopa de Europa. Veremos cómo empiezan ambos conjuntos.

Sin embargo, lo que no podemos dejar de decir, más que nada porque es nuestro cometido, es que tanto en las oficinas del Real Madrid como entre sus aficionados, hay cierto aroma de preocupación. No porque haya algo malo sino porque tras varias semanas de negociaciones y de buscar en el mercado, a día de hoy el conjunto blanco todavía no ha podido materializar fichaje alguno. Esto no hace otra cosa que hacer que se entre en comparación con otros equipos, sobre todo los que consideran como rivales directos como es el caso de Atlético de Madrid y Barcelona, los cuales, por cierto ya han cerrado sendos fichajes durante el verano.

Cierto es que la operación salida dentro del conjunto de la capital de España ya ha dado comienzo. De hecho Jesé ha tenido que marcharse el PSG ya que dentro del Real Madrid no había un hueco para él. Para la cosa tiene que ir en aumento si los fichajes quieren llegar a buen puerto. De lo contrario seguramente el equipo empiece con algunas carencias como tantos otros años. Sin embargo, el entrenador blanco llama a la calma ya que asegura, y ahí no le falta nada de razón, que estos jugadores tienen el nivel suficiente como para ganar títulos sin necesidad de fichajes.

Eso es lo que se dice pero otra cosa muy distinta es lo que se piensa. Y es que, lo quiera el entrenador francés o no, lo cierto y verdad es que desde hace algunas semanas se está trabajando con el objetivo de contar con un nuevo centrocampista que pueda dar alguna que otra rotación y alguna que otra alternativa. El problema es que todavía tendrá que marcharse algún jugador más como pueda ser el caso de James o de Isco aunque ambos se cierran en redondo a la posibilidad de salir del club blanco.